Remedios naturales para la impotencia

La impotencia es la disfunción sexual masculina más importante y que a más personas afecta. Puede ser producida por causas nerviosas, psicológicas o también de circulación sanguínea. Te recomendamos probar algunos de estos remedios naturales para la impotencia sin tener que recurrir a los medicamentos.
Históricamente, uno de los vegetales más conocidos por sus propiedades afrodisíacas es el apio. Esta verdura tiene una gran capacidad para luchar contra la impotencia y despertar el correcto funcionamiento sexual. Lo más recomendable es que la consumas cruda, a diario, en forma de ensaladas. Puedes preparar una muy sabrosa con nueces, manzana y queso fresco.

Si la causa de la impotencia es la mala circulación sanguínea, nada mejor que recurrir al ginkgo biloba o el ginseng. Consigue en una herboristería un poco de estas plantas para poder así preparar una infusión que te permita mejorar la circulación. Sobre ambas está demostrado fehacientemente que son excelentes vasodilatadores y, además, excelentes potenciadores sexuales.

Otro de los remedios naturales contra la impotencia es el yohimbe, una planta proveniente del África que se usa desde hace largo tiempo como un tratamiento casero contra la impotencia. Su efectividad ha sido largamente probada y simplemente tienes que conseguir un poco de corteza de esta planta. Prepara una infusión con algunas cucharadas (3 estarán bien) por litro de agua. Hierve, cuela, deja reposar y bébela a diario para acabar con la impotencia.

También recuerda que muchas veces existen elementos que atentan directamente contra el funcionamiento sexual. El exceso de azúcares, harinas, o alcohol pueden ser determinantes en este tipo de problemas.

En cualquier caso, los afrodisíacos naturales son una alternativa al uso de preparados farmacológicos, que debes considerar. Tanto las hierbas afrodisíacas, como las plantas contra la impotencia, constituyen poderosos potenciadores sexuales.